Velázquez

Diego Rodríguez de Silva y Velázquez nació en Sevilla el 1 de junio de 1599. La familia de sus padres pertenecía a la pequeña nobleza sevillana. En 1610  entró en la escuela de  pintura de Francisco Pacheco. Se casó en 1618 con Juana Pacheco, hija de su  maestro; de este mismo año es la "Vieja friendo huevos".



En sus primeros años en Sevilla hizo muchos bodegones y naturalezas muertas. Estuvo influido por Caravaggio y la pintura flamenca.
En la "Adoración de los Magos" 1619, parece que pintó a su familia.
Aparecen los tres reyes magos, que ofrecen oro, incienso y mirra.
En su ejecución es fácil advertir torpezas, propias del pintor principiante que era Velázquez en ese momento: la floja cabeza de San José, el cuerpo sin piernas del niño, embutido en pañales conforme a las indicaciones iconográficas de Pacheco, según indica Jonathan Brown, o las manos de la Virgen sobre las que ensayó su ingenio Carl Justi aseverando que «son lo bastante fuertes para manejar un arado y, en caso necesario, para coger al toro por los cuernos». Pero nada de ello empequeñece el sentido profundamente devoto de la composición en su aparente cotidianidad, conforme a los consejos ignacianos, y en la forma como la luz, despejando las sombras, se dirige al Niño, que ha de ser el centro de toda meditación, dándole volumen y forma.
wikipedia








Vieja friendo huevos



A partir de 1620 el pintor tiene su propio taller.
Fragua de Vulcano

Con el aval de la obra realizada en Sevilla y un buen sistema de relaciones persoinales, consigue ser nombrado en 1623 pintor de cámara y gozar del favor del Conde -Duque de Olivares y de la simpatía de Felipe IV.


En 1629 obtiene permiso real para viajar a Italia donde recorre Venecia, Mián, Bolonia y Loreto, estudia los pintores venecianos, conoce Roma. De este período es La fragua de Vulcano.
Después de este viaje inicia un período de grandes producciones. Fue nombrado encargado del guardarropa real, cargo que llevaba consigo la conservación de las obras de arte de palacio. La importancia de Velázquez en la Corte crecía. Realiza retratos cortesanos y de la familia real, exaltando las imágenes del país. Entre 1633 y 1635 pinta "La rendición de Breda" que a causa de los lanceros españoles que aparecen recibe también el nombre de "Las Lanzas", recordando la rendición de la fortaleza de Breda en Flandes.
  Aparte de las obligaciones oficiales pintaba tipos populares, retrataba a bufones de la Corte y enanos con el mismo interés que a un personaje de prestigio.



El bufón don Sebastián de Morra, 1644




Para convertir la sala octogonal de palacio en una especie de Galería de los Uffizi viaja otra vez a Italia.

Se embarca en 1649. Compra cuadros y estatuas antiguas para llevar a España. En 1651 vuelve a Madrid.
En el último decenio pintó "La venus del espejo", "Las meninas " y "Las hilanderas".





Toda la representación gira en torno a la infanta Margarita que tendría unos cinco años de edad, a su derecha Isabel de Velasco, a la izquierda María sarmiento le ofrece agua en un búcaro a la infanta. Mari Bárbola, la enana, a la derecha de la menina Isabel y en primer término junto al perro el enano Nicolasito.
Marcela de Ulloa encargada de vigilar a las doncellas conversando con otro personaje, el guardadamas. El aposentador de la reina al fondo en una puerta abierta. Diego Velázquez de pie ante un gran lienzo. Al fondo Felipe IV y su esposa reflejados en un espejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.