Hispania romana

Romanos y cartagineses se enfrentan por el dominio del Mediterráneo en las Guerras Púnicas.
 

La conquista va desde el año 218 al 19 a. C. El proceso se inicia con la segunda Guerra Púnica. Durante la Primera Guerra Púnica se había firmado el Tratado del Ebro donde Cartago se comprometía a no conquistar territorios más allá del río. 
Cuando Aníbal conquista Sagunto en el año 219 a. C. para los romanos se ha transgredido el Tratado y se inicia la guerra. Publio Cornelio Escipión conquista Carthago Nova.
Roma se hará con el valle del Ebro, valle del Guadalquivir. Como los pueblos del interior atacaban la Bética, se desarrollan frecuentes luchas  contra celtíberos y lusitanos que terminan con la muerte de Viriato y la toma de Numancia.


De este modo la frontera llega hasta la Cordillera Cantábrica. Entre el 29 a. C. y el 19 a. C. se anexionan al Imperio romano los últimos territorios de la península.
Los distintos pueblos de Hispania asimilarán las estructuras políticas, económicas, sociales y culturales de Roma. ¿Cómo?
A través de la lengua, el latín, el ejército, las ciudades, la red de caminos, el derecho romano y la organización administrativa que se impone 






Se creó un campamento de legionarios que daría lugar a la ciudad de Itálica en Santiponce, Sevilla y la primera colonia en Carteia, San Roque, Cádiz. En todas las ciudades se crearon infraestructuras y se pavimentaron. La comunicación entre ellas se realiza por una extensa red de calzadas.

La ciudad de Baelo Claudia estaba situada cerca del estrecho de Gibraltar. Fue un gran puerto pesquero. Sus habitantes comerciaban con los salazones de pescado y el garum.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.