Los reinos peninsulares

1. Origen de los reinos.
Después de la batalla de Guadalete algunos nobles visigodos se refugian en la cordillera Cantábrica. En el año 722  Pelayo obtuvo una victoria contra los musulmanes en la batalla de Covadonga.
Este hecho inicia la Reconquista, los reinos cristianos conquistan las tierras ocupadas por los musulmanes.                      
(En la foto Santa María del Naranco, en Oviedo, palacio creado por los reyes asturianos en el siglo IX).
  Los sucesores de Pelayo crean un reino alrededor de Oviedo.



  En la segunda mitad del siglo IX los reyes de Asturias ocuparon los territorios que se extienden hasta el río Duero. Muchos campesinos se asentaron en estas tierras y por ello, para controlar el territorio se trasladó la capital a León, así el reino de Asturias pasó a llamarse reino de León.
2. Reino de Castilla
En sus orígenes Castilla era la frontera oriental de reino de León. Sus habitantes querían protegerse de los musulmanes y para ello levantaron castillos, comenzó a llamarse Castilla.
  En el siglo X pasó a ser gobernada por condes del reino de León, uno de ellos, Fernán González se independizó. Más tarde fue incorporada al reino de Pamplona hasta que Sancho III de Pamplona divide el reino entre sus hijos y uno de ellos, Fernando I, se autoproclama rey de Castilla. Estuvo dependiendo del reino de León o de Pamplona. En el año 1035 se convirtió en reino independiente.
3. Los reinos cristianos en los Pirineos.

Los francos para proteger su frontera sur crearon una franja fortificada en los Pirineos llamada Marca Hispánica. La dividieron en condados gobernados por condes y marqueses. Después de la muerte de Carlomagno estos condes hicieron su cargo hereditario y se desvinculan de los francos.De ahí surgirán los reinos de Aragón, Pamplona y Cataluña.
4. Los reinos en los siglos XI y XII
Aragoneses y catalanes llegan hasta el Ebro. El reino de León hasta el Tajo. Durante estos siglos los reinos cristianos presionan a los musulmanes, que estaban divididos en taifas desde el año 1031. Para detener estos ataques los musulmanes entregarán una cantidad de oro al año a los cristianos, las parias, una manera de comprar la paz. Con esos ingresos los cristianos construyeron castillos para defender el reino. Los musulmanes no consiguieron detener el avance cristiano con las parias y pidieron ayuda a los almorávides y los almohades.


5. Repoblación
Las tierras conquistadas a los musulmanes  se van a ocupar (repoblación). Esas tierras se convertían en propiedad del rey que las entregaba a los campesinos libres,  como pago por sus servicios o a los nobles para fundar monasterios.
Los repobladores que llegaban a estas tierras procedían de lugares cristianos o eran mozárabes atraídos por los privilegios que se otorgaban como la libertad personal, exención de impuestos etc. que quedaban recogidos en una carta de poblamiento.
Se realizaron repoblaciones libres y concejiles. La primera consistía en ocupar las tierras con campesinos libres que vivían en caseríos formando una villa. Los habitantes de las villas se reunían en un concejo que decidía sobre los cultivos, el pasto, los animales etc.
  Ante los ataques musulmanes los campesinos piden refugio a los nobles que poseían castillo, con lo que se ponían bajo la protección de un señor y se convertían en vasallos.
  La repoblación concejil se realiza a partir del siglo XII dirigida por los nobles y eclesiásticos y de manera colectiva, otorgando privilegios y derechos a los habitantes que se trasladasen a esas tierras.
6. Convivencia
La convivencia entre cristianos, musulmanes y judíos tuvo épocas de tranquilidad y buena armonía con otras de enfrentamientos. Pero hubo una mezcla de culturas que enriqueció a los reinos cristianos.
  Se crean las escuelas de traductores. Llegan obras griegas y romanas y los europeos se interesan por ellas. En las escuelas existían árabes y judíos que conocían el árabe y el latín, y cristianos. Convivían en un ambiente de tolerancia traduciendo obras científicas, literarias etc.


Se llama mozárabes a los cristianos que vivían en Al Andalus y permanecieron fieles al cristianismo. Los musulmanes les permitieron practicar su religión a cambio de pagar unos impuestos y de someterse a la autoridad musulmana. Muchos mozárabes durante la reconquista emigraron hacia el norte a repoblar las tierras.
Los musulmanes que vivían en territorio cristiano recibieron el nombre de mudéjares. En la Edad Moderna son obligados a convertirse al cristianismo y se les llamará moriscos.
7. Economía del reino de Castilla
En Castilla predominaba el cultivo del trigo, la vid y el olivo. También tenía una importante ganadería ovina, de raza merina para lana, que tenía una gran producción que se exportaba  a las ciudades de los Países Bajos, sobre todo a Brujas. 
Desde Burgos, donde se concentraba todo, se llevaba la lana a los puertos del Cantábrico y desde ahí por mar hasta Flandes.
  La ganadería pertenecía mayoritariamente a la nobleza que para defender sus intereses creó el Honrado Concejo de la Mesta en el año 1237.
Esta asociación (la Mesta)  se encargaba de regular la trashumancia del ganado por unos caminos llamados cañadas. En verano el ganado subía a los pastos de la Cordillera Cantábrica o al Sistema Central y en invierno regresaban a los valles de Extremadura o de Castilla.
  Los rebaños invadían las tierras de cultivo ocasionando conflictos con los campesinos. En estas disputas intervenía la Mesta. Los reyes favorecían a los nobles que conseguían de esta manera muchos privilegios.

8. Economía de Aragón
Se basaba en la agricultura, ganadería y actividades  artesanales, aunque su mayor desarrollo vino por el comercio. 
Las rutas principales se dirigían hacia Cerdeña y Sicilia, y desde allí al Mar Egeo, Imperio bizantino y norte de África. Los barcos se cargaban de aceite, tejidos o instrumentos de hierro. A su regreso traían sedas, especias o azúcar.

Expansión de los reinos cristianos en el siglo XIII.




Tomado de Vicens Vives



Arte Mudéjar 

Los musulmanes aportarán su forma de construir a los reinos cristianos. Se fusionan el gótico y el arte hispanomusulmán dando lugar al mudéjar.
Del gótico se utiliza la planta  y la estructura de las iglesias.
Los arcos pueden ser apuntados (gótico) o  de herradura y lobulados (hispanomusulmanes).
El ladrillo se utiliza en muros y pilares y la madera en los techos (artesonado).



   Edificios mudéjares 

Iglesia de San Marcos en el Puerto de Santa María
Iglesia de Santa María en Lebrija
Capilla Real en Córdoba
Puerta del Perdón en la Mezquita
Iglesia de San Pablo
Convento franciscano de La Rábida
Casa de Pilatos
Alcázar de Sevilla

Mudéjar alpujarra almeriense

Actividades
Un peregrino medieval


Me llamo Faju, soy un peregrino recorriendo el camino de Santiago. Es bastante largo, mi viaje partirá de León. Tardaré unos diez días así que debo llevar buen equipamiento; agua, esclavina, sombrero, comida. Voy de camino a Villafranca del Bierzo, allí llenaré la calabaza de agua y compraré comida.

Palacio de los marqueses de Villafranca

De camino a Arzúa me encuentro con un amigo, Daniel, al que le gusta mucho la caza. Él llevaba carbón, cerillas, agua y panecillos y su intención de cazar pájaros en el camino. Nos paramos a comer. Él pájaros y yo un plato de arroz. Al final para tener una buena alimentación tuvimos que compartir la comida. A él se le acabó el agua porque llevaba una calabaza pequeña, pero yo llevaba una de las más grandes del pueblo, entonces le dí algo de agua de la mía.


Santiago de Compostela estaba lleno de visitantes. Dani y yo nos fuimos a ver la catedral y la tumba de Santiago. Nos entró hambre y nos acercamos al mercado, compramos comida y llenamos las calabazas de agua. Daniel ya no cazó porque la zona estaba vigilada. Hemos montado una tienda de campaña para dormir una o dos noches y así recuperar fuerzas.

Tumba de Santiago

De vuelta nos encontramos con Xivani que estaba sin agua ni comida porque había gastado todo el dinero en comprarse una calabaza para el agua y un buen equipamiento para dormir.
  Volvimos a León donde había dejado mis caballos para volver a Garrucha.

Hace algunos siglos hubo muchísimos que emprendieron la peregrinación al Camino de Santiago forzados, bien por una sentencia civil, bien por una penitencia canónica. Había ciertos tribunales europeos que castigaban a los penados a distintas peregrinaciones en función del atentado cometido. Por ejemplo, el de Lovaina del siglo XVI sentenciaba en función de la agresión infringida: herida superficial, camino de Estrasburgo; herida profunda, camino de Milán; mutilación de un miembro, camino de Santiago. Peculiares fueron también las caminatas “forzadas” masivas. Así, cuando en 1326 se firmó el tratado de Navidad entre el rey de Francia y el conde Luis de Flandes, se estableció que 300 personas debían peregrinar para hacer efectivo el pacto: cien a Santiago, cien a Saint Gilles y otras tantas a Rocamador.


Otra modalidad bastante habitual era la peregrinación “por poderes”. Dado que, teóricamente, quien llegara a Santiago alcanzaba la salvación, muchos nobles con agendas demasiado repletas de actividades pagaban a caminantes vicarios para que realizaran el Camino por ellos.

Castrojeriz un lugar  para los peregrinos reconstruido en 3D


Mester

Durante la Edad Media nos aparecen dos tipos de poesía, el mester (menester: oficio) de juglaría y el de clerecía. Los juglares iban de un lugar a otro contando historias en las plazas públicas o en los salones de los castillos. Lo hacían de forma divertida realizando saltos y cabriolas. Cantaban acompañados de instrumentos canciones de guerra (cantares de gesta), canciones populares u otras compuestas por los trovadores.
   Los hechos históricos que acontecían daban lugar a breves narraciones cantadas escritas primero en latín. De esto se pasará a los cantares de gesta. En España aparece El cantar de Mio Cid donde se exaltan las hazañas de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador (1040-1099). Se divide en tres partes: 
Espada Tizona
1º Cantar del destierro. El Cid vuelve a Castilla después de cobrar unos tributos a Andalucía y se le acusa de falta de honradez. El rey lo destierra y marcha a Burgos. Allí nadie lo quiere albergar por temor a Alfonso VI. Logra engañar a unos judíos pidiéndoles dinero a   cambio de dos arcas de arena, que ellos creen llenas de oro. Se dirige al monasterio de Cardeña en donde se despide de su mujer y de sus hijas Elvira y Sol y se marcha a Aragón donde obtiene una serie de conquistas contra los musulmanes.
2º Cantar de las bodas de las hijas del Cid. El Cid conquista Valencia y envía a su amogo Alvar Fáñez a la Corte castellana con grandes regalos para el rey pidiéndole que autorice a su esposa, doña Jimena y a sus hijas a que se reúnan con él. El rey accede. La fortuna del Cid despierta la envidia de los infantes de Carrión que quieren casarse con sus hijas. Tanto el rey como el Cid acceden y se celebran las bodas en Valencia.
3º Cantar de la afrenta de Corpes. Al escaparse un león en el palacio del Cid los infantes huyen. Debido a estas cobardías  se burlan de ellos. Se trasladan a Carrión pero ya en tierras castellanas golpean a sus esposas y las dejan abandonadas. El Cid pide justicia al rey y reta a los infantes. Dos guerreros del Cid luchan con ellos y los vencen. Las hijas se casan con los infantes de Navarra y Aragón.

Tomado de Historia de la literatura, Correa-Lázaro



Se puede ampliar a través de las páginas de la Biblioteca Cervantes  o con la Biblioteca augustana, también en la wikipedia.

Imágenes del Cantar  o imágenes google











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.