Paisaje agrario tradicional: openfields y bocage

En Europa la campiña (campos abiertos) se extiende desde las llanuras del Poitou francés hasta las llanuras polacas. Son parcelas de tierra con diversos cultivos, con trazado regular y sobrecargado de color. Son campos abiertos (openfields en inglés). No están rodeados de ningún tipo de seto. Las casas están agrupadas en pueblos, poblamiento concentrado. Desde la Edad Media hasta el siglo XVIII se han cultivado cereales con rotación trienal. Las tierras del pueblo se dividían en tres hojas. En una de ellas en otoño sembraban trigo, en primavera, en otra hoja cebada o avena y la tercera hoja se dejaba en barbecho. Al año siguiente donde había estado el barbecho se sembraba el trigo y la que había tenido el trigo, se sembraba la avena. Después comenzaba otra vez la rotación. Al cabo de tres años se comenzaba como en el primero, rotación trienal, de esta manera las tierras no se agotaban.
  El campesino no podía instalarse fuera del pueblo ni disponer otros cultivos distintos de los que imponía la comunidad. 
  Se realizaba el pastoreo en los barbechos y rastrojeras (campos que acaban de ser recolectados). Todos podían llevar sus ganados a pastar en esas tierras pues se sujetaban a la servidumbre de pastos.
Campos cerrados: Bocage, enclosure.

 Los campos están cerrados por setos, vallas o muros. Rectangulares de forma más o menos regular. Los campesinos habitan en granjas aisladas en  medio de sus tierras o en aldeas no lejos de los campos de cultivo.
Las cercas protegían los campos del ganado, resguardaba del viento los cultivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.