Romanticismo



El romanticismo
Con la caída de Napoleón un movimiento cultural, el Romanticismo se convierte en bandera de las jóvenes generaciones que aspiran a encarnar en todas las artes los  principios revolucionarios soterrados en 1814. Víctor Hugo lo resumiría como un grito de libertad.

  Los pioneros del romanticismo se han formado en los talleres neoclásicos de David y sus discípulos. La pintura romántica rechaza las convenciones neoclásicas y saltando sobre ellas enlaza con los valores de la pintura barroca. Podemos destacar como características las siguientes:
v     La recuperación de la potencia sugestiva del color en detrimento del dibujo neoclásico; así se liberan las formas, los límites excesivamente definidos.
v     Resucitan las luces vibrantes, que refuerzan a las manchas en su tarea de destructoras de las formas escultóricas.
v     Composiciones dinámicas, marcadas por las posiciones convulsas y gestos dramáticos, contrastan con las figuras quietas del Neoclasicismo.
v     El culto al paisaje es un recurso para desplegar colores luminosos y para encuadrar entre nubes eléctricas y oleajes furiosos los grupos humanos, con lo cual los objetos pierden su aspecto convencional, para traducir los estados de ánimo.
v     Los temas de las revoluciones políticas o los desastres que señalan un enfrentamiento fatalista con la naturaleza (la balsa de la Medusa de Géricault) definen la postura de los pintores en la edificación de un mundo nuevo.



Los máximos representantes  del romanticismo francés son Géricault y Delacroix.







Gericault (La balsa de la Medusa)
Theodore Géricault (1791-1824)

En 1819 presentó su famosa pintura La Balsa de la Medusa, que narra  un suceso que emocionó a la opinión pública. Se subraya el movimiento como cualidad pictórica. El tema es el naufragio de un barco de colonos que viajaban a Senegal; consigue el dramatismo con gestos convulsos, luces violentas y manchas audaces.

Eugene Delacroix (1798-1863)

Movimiento, colores intensos, dramatismo, luz son las características del pintor:

La matanza de Quíos

 La muerte de Sardanápalo. Lo oriental estaba de moda en el romanticismo. Sardanápalo ordena que maten a todas las personas de su harén.

La Barca de Dante
 La Libertad guiando al pueblo.

En Alemania destaca:


Gaspar D. Friedrich (1774-1840)

Con El naufragio de la esperanza,  toca el mismo tema de “La balsa de la Medusa”,  y con ello simboliza el trágico destino de los seres humanos. Realiza una composición donde  los témpanos cortantes y el frío aprisionan al barco y a los hombres.

 Dos hombres contemplando la luna

El mar de hielo o Naufragio de la esperanza


El verano


El caminante sobre el mar

Mujer asomada a la ventana
Paisajistas ingleses
Constable (1776-1883) acude a pintar al aire libre y huye del taller. El tratamiento de la luz, de sus reflejos y movimientos, es constante preocupación. Su obra El carro de heno entusiasmó a los románticos e irritó a los neoclásicos por su falta de idealismo. En Inglaterra gozó de escasa estima, pues se tachaba a sus cuadros de descuidados y se censuraba su afirmación de que la línea no existe en la naturaleza. Varias veces explicó el pintor que su preocupación era captar la luz en lo grande (la tela debe estar llena de luz, de chorros que descienden del cielo sobre prados y colinas) y en lo pequeño (ha de vibrar en los objetos e incluso en las sombras). A Delacroix le confesó que la viveza de sus verdes se debía a que cada pincelada era la superposición de una serie de tonos verdes diferentes. Esas pinceladas le sirvieron para captar el viento, la lluvia, la tempestad.



El carro de heno

La esclusa
Joseph W. Turner (1775-1851), realizaba constantes experimentaciones por lo que es difícil seguir su técnica. En sus cuadros atiende a los fenómenos atmosféricos. La luz y el color no son realidades visuales, como en Constable, sino visiones imaginarias, que nos distancian de los datos de los sentidos para introducirnos en evocaciones oníricas.






Españoles
Antonio Esquivel, Joaquín Espalter, Eugenio Lucas,  
Leonardo Alenza (1807-1845) Fue un muchacho sensible y enfermizo. Realizó temas históricos, óleos pequeños y dibujos de asuntos populares, con escenas de Madrid, su vida popular, manchando las escenas con color. Satiriza las escenas de suicidio de los románticos.Influido por Goya.



Ficha del pintor y galería: Arte Historia

Realismo


En las décadas centrales del siglo XIX el Romanticismo deja paso  a una nueva corriente, el Realismo. Esto fue debido a:
1.      La burguesía olvida los principios de 1789 y deja paso a los placeres de la vida.
2.      El positivismo de Comte, quien considera fuente del conocimiento la observación y la experiencia.
3.      La conciencia en los artistas de los terribles problemas sociales de la industrialización: trabajo de los niños y niñas, mujeres, horarios extenuantes, viviendas poco higiénicas…
4.      El desencanto por los fracasos revolucionarios de 1848, el arte abandona los temas políticos (La Libertad guiando al pueblo) y se concentra en temas sociales.

Millet
El hombre se representa en sus tareas normales y el tema de la fatiga se convierte en motivo de inspiración.



La serie la inicia Millet en 1848



Millet (1814-1875) es un pintor ligado a la tierra, en la que trabajaba para obtener un sustento complementario.


En sus cuadros hay sencillez y calma. Se aleja del efectismo y teatralidad de los románticos.

Un espíritu fraternal inspira sus temas incluso cuando hay esfuerzo.


El Angelus


Plantadores de patatas
Honoré Daumier (1808-1879)

Trabajó en su juventud al servicio de un relator de los tribunales tomando conocimiento de los personajes y del ambiente forense, que quedará reflejado en muchas de sus obras artísticas; aprendió el oficio de litógrafo y practicó  con éxito la caricatura política con agudas críticas al gobierno de Luis Felipe de Orléans, lo que le costó la cárcel.

  Es uno de los mayores dibujantes de su generación que pueden ser considerados como las únicas concesiones románticas. Sus temas evocan el mundo de la marginación

Cultivó también la escultura y el óleo, pero no alcanzó el mismo éxito que con las caricaturas y dibujos.

Courbet 1819-1877

Bonjour, monsieur




Personajes vulgares, temas cotidianos de gentes sencillas, hombres silenciosos concentrados en su trabajo, mujeres que ahechan la harina, colocados en un primer plano para resaltar su tristeza; pincelada ágil, contraste sombra-luz intensifican la fuerza.

El taller del pintor
Tomado de Vicens Vives, Arte Historia. Imágenes wikimedia commons